915996439 | 606687958

Endodoncia

Salvar el diente natural es siempre la prioridad. La endodoncia es, en muchos casos, uno de los mejores tratamientos para lograrlo antes de que el daño resulte irreversible.

Pese a que hablamos de una de las ciencias con más “solera” en la odontología moderna, la endodoncia o técnica de tratamiento de canales radiculares tiene aún hoy una importancia fundamental ya que las innovaciones no han hecho sino aumentar el valor que ya tenía para el tratamiento de muchas dolencias.

 

¿En qué consiste exactamente?

Una endodoncia está indicada cuando el tejido de la pulpa (es decir, el propio “núcleo” del diente, compuesto por células, vasos sanguíneos y nervios) está dañado o infectado. Se trata de sanear el tejido dañado, desinfectar y sellarlo todo desde la punta de la raíz del diente (los llamados conductos radiculares) hasta su cabeza a fin de evitar que las bacterias vuelvan a la zona.

implante10

El endodoncista practica este tratamiento bien desde el mismo boquete que ya ha abierto la caries (si ese es el motivo) o bien practicando un nuevo agujero en la corona. Cuando ha acabado, se rellena el diente con productos específicos y puede rematarse incluso con la colocación de una corona.

 

¿Cuándo hace falta una endodoncia?

 

Como ya hemos dicho, se puede recurrir a un tratamiento endodóntico siempre que algún tipo de lesión ya sea por caries (lo más normal) o por algún traumatismo, determine una alteración irreversible del tejido pulpar.

También es posible recurrir a este tipo de tratamientos siempre que una pieza dental sea objeto de algún tipo de rehabilitación protésica que incluya eliminación de gran parte del propio diente, lo cual también conlleva una alteración irreversible de su pulpa interna.

También podemos estar ante un retratamiento endodóntico cuando estamos frente a un diente ya tratado, pero de forma incompleta o porque se ha vuelto a reproducir el proceso inflamatorio que ya había dado lugar a una terapia del conducto radicular previa, por lo que se hace necesaria una nueva intervención.

En raras ocasiones, si con los tratamientos endodónticos habituales no se produce una curación completa, se debe recurrir a la extracción de la raíz (apicectomía) del tejido infectado circundante, lo cual requiere una pequeña intervención quirúrgica.

 

Posibles complicaciones en las endodoncias

Debe ser siempre tu dentista de confianza el que te indique detalladamente por qué sí o por qué no te conviene someterte a una endodoncia y valore las eventuales complicaciones. A modo de ejemplo podemos citar algunas

 

Infección prolongada. A veces, podemos tener un diente infectado y no ser consciente de ello durante años. Hay síntomas no obstante que pueden avisarnos de que algo no va bien como su oscurecimiento. Lo cierto es que en este tipo de piezas dentales, una endodoncia corre el riesgo no tener el éxito esperado.

 

Raíces retorcidas. Las raíces de los dientes no son clavos rectos, lo más normal es que sean curvas y, en ocasiones, demasiado como para encontrar toda la pulpa del diente y por tanto llegar a eliminarla completamente. Así, puede haber casos en los que la infección no se elimine de forma completa con el dolor y riesgo de reinfección que ello conlleva.

 

Insuficiente soporte periodontal. En el caso de periodontitis (piorrea) severa podemos llegar tras su estudio a determinar el deterioro irreversible de la pieza dental.

 

Fracturas verticales de la raíz.

¿Cómo es el proceso?

Las etapas fundamentales del tratamiento endodóntico son las siguientes:

 

Fase Diagnóstico-preparatoria.

 implante11

En esta se deja claramente establecido cuál es la causa de la enfermedad para una correcta planificación del tratamiento. Normalmente se realiza una radiografía intra-oral preoperatoria, anestesia local, aislamiento del campo operatorio con dique de goma y apertura de la cámara pulpar.

 

Fase operatoria.

En ella se va a dar forma a los canales radiculares con diverso intrumental endodóntico (tanto manual como mecánico). Se van usando de menor a mayor grosor y posteriormente se pasa a desinfectarlos totalmente mediante agentes líquidos como agua oxigenada, hipoclorito de sodio, etc. quedando finalmente preparado para recibir el material sellador que impida la proliferación bacteriana.

ortodoncia2

Limas para endodoncia

Fase de relleno.

En esta el canal de la raíz se rellena con el material inerte, normalmente de goma termoplástica derivada del caucho (gutapercha), capaz de asegurar una completa cobertura. Los distintos canales se tapan con estas puntas de gutapercha y luego se van completando hasta llegar a la cámara pulpar. Luego se rellena con un cemento provisional (para una o dos semanas) que en la siguiente visita es retirado para colocar el remate definitivo que se haya decidido en el caso concreto.

endodoncia3

Pronóstico

Una vez efectuada una endodoncia de forma correcta y su correspondiente restauración, la pieza dental tiene la misma duración que un diente que no haya sufrido este tratamiento. Terminado totalmente todo el proceso (restauración definitiva incluida) sólo se requieren los mismos buenos hábitos de higiene dental de siempre.

 

No obstante, es posible que en ocasiones el diente endodonciado no cure adecuadamente o que el dolor permanezca. Incluso puede que las molestias aparezcan mucho tiempo después del tratamiento. En estos casos, repetir el tratamiento puede resultar fundamental para salvar el diente.

Google+
Pinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies